Al hablar de Neurodesarrollo hacemos referencia al desarrollo del Sistema Nervioso, a través del cual la persona alcanza la maduración de las estructuras cerebrales al adquirir habilidades
motrices y cognitivas.

 

Este se produce desde el nacimiento y continúa a lo largo de la infancia, de modo que los factores genéticos, el ambiente que rodea al niño, el afecto, la calidad de la alimentación “en especial la lactancia materna”, y una confortable calidad de vida generan las mejores condiciones para que se pueda realizar una mayor conectividad neuronal (sinapsis neuronal) que facilita funciones cerebrales más complejas.

 

Para lograrlo es vital trabajar en el Desarrollo:

 

  • Físico y motriz, con el propósito de que logre controlar los movimientos corporales.
  •  Cognitivo, a fin de que cada día promueva su inteligencia.
  • Lenguaje, para que exprese lo que desea y siente, comprendiendo también lo que se le dice.
  • Social y afectivo, brindándole cariño de modo que se sienta querido y valioso, permitiendo también que exprese sus emociones.

 

La rutina, aunque parezca aburrida, brinda al niño pequeño la tranquilidad de saber lo que viene en el momento próximo. A medida que va creciendo la rutina se transforma en hábito, que será un aspecto importante que podrá capitalizar para toda la vida.
La toma de la cuchara para comer, manipular juguetes, realizar manualidades, apreciar y felicitar por los retos que afronta, aunque no salgan del todo bien, permite afianzar la motricidad, un aspecto esencial de la vida para lograr la independencia en lo que se vaya proponiendo realizar.

 

Hablar al niño pequeño es fundamental, el proceso del aprendizaje del habla es complejo y pasa por varias etapas que tienen que ver con la madurez que va alcanzando. También el canto materno acompaña afectivamente el desarrollo y transmite aspectos culturales e identitario que hacen a la formación del individuo.

 

Un niño sano e independiente, que va desarrollando criterio lógico a través de los años de crecimiento, será una persona que podrá tomar decisiones con libertad y compromiso con el prójimo.

 

¡No nos cansemos de hacer el bien! Juntos formamos cada día un mundo mejor apoyando la educación de los niños.

No olvides dejar tu comentario, es muy importante para este sitio.

 

Con todo mi cariño,

Prof. Emilce Jacobchuk

 

6 comentarios

  1. Emilce: es Excelente y Muy importante que todos sepamos de este tema, es fundamental saber que podemos hacer la diferencia, en la vida de un niňo con pequeňas cosas. Darle importancia a las cosas basicas, herramientas que tenemos a nuestro alcance. Gracias por seguir capacitandote para ayudar a los niňos de todas las maneras que encuentras.
    Tu generosidad no tiene limites! NO ME CANSARE NUNCA DE DECIRTE GRACIAS EMILCE!

  2. Interesante. Con un mínimo detalle hacemos el bien. “”Juntos formamos cada día un mundo mejor apoyando la educación de los niños”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Forma parte de nuestra

visión