Descubre como lograr una buena actitud para prosperar.

Vaciar la mochila, es una tarea necesaria aunque nos dé pereza realizarla.

Podemos encontrar cierres atascados que no ceden a abrirse fácilmente, y requieren un tirón fuerte para lograr ver lo que hay dentro. Por lo general encontramos papeles viejos, cosas que ya no recordábamos que existían y en otro tiempo fueron de tanta utilidad.

Envases vacíos y cosas que pensábamos perdidas, suelen estar en el fondo del bolso que nos acompaña durante mucho tiempo.

Reparar las tiras antes que se corten, esa es una tarea muy importante que no siempre consideramos para realizar por falta de tiempo.

En estas vacaciones demos una mirada al corazón, de él surge la vida. Así como arreglamos y limpiamos carteras y mochilas es bueno dejar las angustias, reproches negativos, auto exigencias que dañan, heridas no sanadas y ordenar el alma que es el aliento de vida.

El alma sana genera una próspera y buena vida.

 

¿Qué vida quieres tener?

Revisa lo que debes perdonar, lo que debes dejar ir, lo que ya no necesitas y atiende a lo importante, ese fuego sagrado que mantiene la llama de tu vida en marcha.

Limpiemos el corazón, para que el alma reluzca con el brillo de la paz.

 

Prof. Emilce Jacobchuk.

 

 

 

12 comentarios

  1. Excelente, me encantó y muy cierto lo que decís. Hay que hacerlos en todo los órdenes de la vida aunque nos duela. Como dice el refrán año nuevo vida nueva

  2. Bella y muy cierta comparación de la mochila con nuestro corazón.
    Si nos mantenemos en comunión con Dios. aprendiendo y compartiendo de su AMOR.
    Él nos Va a enseñar como limpiar, ordenar y llenar esa mochila de su Gracia Divina.

  3. Fabulosa reflexión. Dios nos regala el tiempo de descanso para encontrarnos con nosotros mismos y darnos tiempo para sanar el.alma y así generar una próspera y buena vida.

  4. Dejar la mochila, limpiarla; no resulta fácil. Sin embargo cdo los años pasan todo se torna liviano, sólo nos empezamos a enfocar en lo IMPORTANTE.
    Que sea un año Luminoso!!

    1. Así como lo explicas querida Raquel, la vida misma nos da una perspectiva más clara con el paso del tiempo, aprendiendo a vivir en paz con nosotros mismos y los demás.
      Emilce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Forma parte de nuestra

visión