Un modelo mixto ha quedado instalado en el quehacer educativo.

 

Presencialidad y virtualidad ahora van de la mano como un complemento útil para docentes, estudiantes, y familias que acompañan el proceso de formación.

 

La presencialidad nos brinda seguridad por ser una práctica tradicional, conocida y vivenciada por las generaciones que hoy son formadoras en la educación y como si fuera poco por ella ha transitado la historia de la educación.

El año 2020 nos presentó el desafío de resolver la práctica docente en el ámbito virtual, y nos dejó maravillosos aprendizajes generando nueva cercanía con nuestros estudiantes.

 

Los docentes intentamos:

  • Hacernos entender de mil maneras.
  • Plantear el conocimiento con nuevas estrategias.
  • Leer entre líneas la carita de nuestro alumno al entregar la tarea.
  • No desanimarnos al no recibir a tiempo las devoluciones de los prácticos.
  • Transmitir interés por los contenidos y saberes al momento de notar desgano en los estudiantes.
  • Pensar y re- pensar nuestra práctica docente, ahí en la soledad del aislamiento.

 

En este blog durante el año 2021 seguiremos compartiendo herramientas, esperando que sean valiosas para que juntos logremos extender la educación musical a más niños.

 

Algunas herramientas para tu mochila virtual

 

  • Editor de videos
  • Agenda digital
  • Scanner
  • Programas de edición de partituras
  • Grupos y redes sociales para difundir las actividades.

 

No olvides que el afecto y el entusiasmo traspasan la pantalla, dejando la huella de tu sonrisa en lo que emprendas.

Emilce Jacobchuk.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Forma parte de nuestra

visión