8

MAYO, 2017

Todos tenemos temor a algo, el miedo nos ayuda a  preservar nuestra integridad. Un ejemplo cotidiano es recurrir al uso del cinturón de seguridad en el automóvil para evitar un daño mayor en el caso de un accidente.

Emprender algo nuevo, nos genera  inestabilidad, porque hemos de incorporar cosas desconocidas y  enfrentar nuevos desafíos nos demanda una dosis extra de optimismo. Puede suceder que cuando las cosas no salen como las tenemos previstas,  la adrenalina empieza a jugar en contra  y el miedo nos paraliza.

La cadena del miedo:

 

Si el miedo paraliza   ⇒     frenar atrasa  ⇒  atrasar hace perder la oportunidad   ⇒  perder oportunidades desgasta y  así llega la devastación.

Si lo leemos involucrándonos, realmente asusta darnos cuenta que podemos caer en ese pantano y llegar a hundirnos totalmente.

Recuerda siempre que aunque seas líder, padre de familia, madre a cargo de tus hijos o donde tengas posición de autoridad, hay a tu alrededor personas que te necesitan y te esperan.

 

Ante el miedo: sigue de pie, caminando al ritmo de tu música interior… NO TE DETENGAS!

 

¿Te resulta familiar esta situación? Me gustaría conocer tu historia.. puedes contármela justo aquí debajo, en los comentarios.

 

Hasta la próxima,

Prof. Emilce Jacobchuk

Lectura Recomendada  Introspección: Tres Beneficios Inmediatos

Únete a Nuestra Comunidad

 

Regístrate y DESCARGA GRATIS el Taller Práctico de Autoestima. Exclusivo para suscriptores.

 

Recuerda Revisar Tu Correo Para Confirmar tu Suscripción.

Te has unido a nuestra comunidad. Bienvenido!!