Cantidad de visitas

 

Accesos rápidos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Todos tenemos temor a algo, el miedo nos ayuda a  preservar nuestra integridad. Un ejemplo cotidiano es recurrir al uso del cinturón de seguridad en el automóvil para evitar un daño mayor en el caso de un accidente.

Emprender algo nuevo, nos genera  inestabilidad, porque hemos de incorporar cosas desconocidas y  enfrentar nuevos desafíos nos demanda una dosis extra de optimismo. Puede suceder que cuando las cosas no salen como las tenemos previstas,  la adrenalina empieza a jugar en contra  y el miedo nos paraliza.

La cadena del miedo:

 

Si el miedo paraliza   ⇒     frenar atrasa  ⇒  atrasar hace perder la oportunidad   ⇒  perder oportunidades desgasta y  así llega la devastación.

Si lo leemos involucrándonos, realmente asusta darnos cuenta que podemos caer en ese pantano y llegar a hundirnos totalmente.

Recuerda siempre que aunque seas líder, padre de familia, madre a cargo de tus hijos o donde tengas posición de autoridad, hay a tu alrededor personas que te necesitan y te esperan.

 

Ante el miedo: sigue de pie, caminando al ritmo de tu música interior… NO TE DETENGAS!

 

¿Te resulta familiar esta situación? Me gustaría conocer tu historia.. puedes contármela justo aquí debajo, en los comentarios.

 

Hasta la próxima,

Prof. Emilce Jacobchuk

 

6 respuestas

  1. Sentir miedo es muy natural, tenemos miedo a los cambios, al rechazo,a lo desconocido,a nosotros mismos. Personalmente me ha motivado a cambiar el lugar en donde estaba, no sabia claramente que queria, pero si sabia con exactitud lo que no queria mas. Sentir panico en ese momento me obligo a dar ese paso tan temido y no fue tan malo, al contrario, somos mas capaces de lo que nosotros mismos creemos. Cuando una situacion nos pone a prueba,en un punto limite, sale a la luz toda nuestra fuerza y capacidad. Hay que animarse!! Puede que nos estemos perdiendo algo hermoso del otro lado. Gracias por este bello articulo.

  2. El miedo en nuestro ambito esta el miedo escenico y mas serio aun el panico, he visto compañeros faltar a presentaciones por no saber manejar este tipo de situacion, yo el dia de actuacion estoy nervioso desde que empiezo la jornada, evito almorzar para estar mas tranquilo, aunque no tiene que ver una cosa es el actuar, y otra es dominar el factor emocional, la tension para tocar, esta situacion es muy reciente a 24 horas del estreno se modificaron las partes de una obra y me perdi ya que tocaba mi parte de memoria pense que no podria seguir tocando, pero de vuelta en mi atril a mi lugar en la formacion ver mi particela de la obra siguiete me relaje y logre continuar.-

    1. Hugo, es muy cierto esto que comentas. Precisamente este tema, es un valor que tenemos a favor en la orquesta infantil, ya que los niños al presentarse desde pequeños, y sin la presión del virtuosismo, pueden disfrutar de COMPARTIR con los oyentes, la música que logran interpretar.
      Esto queda registrado en ellos, y si bien siempre la tensión está, no llega a ser factor de bloqueo.
      Gracias por enriquecer este blog con tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *