Siendo pequeña, en la Guardería Municipal donde trabajaba su mamá, solía tocar a escondidas un pequeño piano  de juguete, entre juegos, melodías y travesuras, la música conquistó su corazón, como ya había sucedido con su abuelo, que tocaba el bandoneón en una Orquesta Típica.

 

A los 8 años, su mamá no dudó en llevarla a estudiar piano en su ciudad natal: Chascomús, hoy Capital de las Orquestas de Argentina.

 

Le teme a las alturas montañosas, cocina lasañas riquísimas, toma el café sin azúcar y preside la Fundación del Sistema de Orquestas de Argentina, mientras lleva diariamente sus dos hijos a la Escuela Primaria, y atiende a  su familia. Además, los ensayos, alienta a los niños a tocar y motiva a miles, mientras atiende cada llamada en su teléfono personal.

 

Si, hoy hablo de María Valeria Atela, Licenciada en Musicología, que ha dejado su carrera de Investigadora en la UCA, para dedicarse por completo al desarrollo de las Orquestas Infantiles en Argentina.

 

En 1998, fundó en Chascomús la Orquesta Infantil, y su trabajo conmovió al Maestro José Antonio Abreu, Fundador del Sistema en Venezuela, quien nombró a la Orquesta de Chascomús “semilla fundadora”. Así fue, esta semilla germinó y dio mucho fruto, inspirando a miles a seguir la huella que fue dejando.

 

Vale, como le llamamos los amigos, me mostró como seguir el camino, en un tiempo en que yo ya no sabía cómo seguir con una orquesta que tenía 7 años. Fuimos invitados al Festival Nacional en el año 2012 y ahí terminé de comprender la magnitud del trabajo. A partir de ese día empecé a pertenecer a la gran familia de las Orquestas de Argentina, ganando muchísimos amigos, y entendiendo que somos parte de una nueva concepción musical en el mundo.

 

Lectura Recomendada  Cuando el Miedo Paraliza.

Vale me ha acompañado en las malas, en las buenas, y en las buenísimas! Me asesora cada vez que le consulto, y pone a disposición de todos, el archivo de partituras, su experiencia y porque no… su vida.

 

Tus pasos han inspirado los míos, tu equipo maravilloso me ha alentado y acompañado siempre que los he necesitado, y tu energía nos motiva a no claudicar a pesar de las dificultades cotidianas.

 

En este día tan especial, te deseo de todo corazón feliz día querida Amiga.

 

Con cariño,

Emilce Jacobchuk.