La música como eje formador de la autoestima del niño.

 

El niño aprende jugando, es su manera de integrarse al mundo. A través del juego descubre a sus pares, expresa sus pensamientos e intenta nuevas estrategias para resolver problemas.

Vincular al niño con actividades musicales desde pequeño, realiza importantes aportes al sistema auditivo, desarrollo de las habilidades motrices y forja aspectos importantes de su autoestima.

  • Por curiosidad ¿Has prestado atención a la decoración de las fiestas de cumpleaños? Hombre Araña, Capitán América, etc., siempre el súper héroe estará presente encabezando el ranking de los niños, no el villano que pierde.

Ellos en su mundo, todo lo pueden, todo se logra, no existen límites!

  • Si juega en su cuarto a una carrera de autos, seguro que él, le gana a todos sus amigos imaginarios.
  • Si la niña juega al castillo de muñecas, no creo que juegue a ser la cuarta princesa de una dinastía, salvo que sea Princesa Sofía u otra reconocida, ella se pondrá la corona de reina.

 

Aunque  la fuerza interior empuja ese crecimiento, muchos niños se cruzan involuntariamente con docentes de música, que les piden que se callen, porque no cantan lindo, que no participen del coro porque arruina la obra al desafinar unas notas, etc.

He encontrado muchísimas personas,  que relatan historias como ésta: Me gustaba tanto la música, pero mi maestra me decía que yo no servía para eso.

Esto me lleva a una pregunta, ¿Qué hubiese pasado, si esas personas hubiesen estado en una Orquesta de Sistema, donde todo se puede lograr, con paciencia, tiempo,  y una metodología adecuada?

Cada día, tenemos la posibilidad de compartir nuestro tiempo con   muchos niños, es una de las responsabilidades mayores del docente, ayudarlo a lograr sus metas.

No tiene nada que ver el niño, su formación e intereses de crecer, con el desgaste de la lucha gremial  que diariamente se entrecruza en la labor docente, debido a que es un trabajo que tiene completa dedicación y no siempre es remunerada como se pretende.

Eso no debe bajar la calidad de nuestras clases, delante nuestro hay una vida, hay un futuro, y muchas esperanzas de lograr sueños y objetivos.

Delante nuestro hay un niño, está el adulto del mañana, es decir que somos formadores del futuro próximo, y la música, a través de la Orquesta,  nos da excelentes herramientas para lograr una tarea exitosa.

Por esto,  “Pequeños Gigantes” – es el nombre  del taller de nuestra Orquesta Pre-Infantil.

 

Dedicado a mis estudiantes, los que motivan cada actividad que realizo diariamente.

 

Prof. Emilce Jacobchuk

 

4 comentarios

  1. Me quedo con un pensamiento….
    … DELANTE nuestro HAY UNA VIDA, HAY UN FUTURO, y muchas ESPERANZAS de lograr SUEÑOS y OBJETIVOS.
    Delante nuestro HAY UN NIÑO, está EL ADULTO DEL MAÑANA, es decir que SOMOS FORMADORES DEL FUTURO PRÓXIMO…
    Excelente Articulo para difundir Seño Emilce!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Forma parte de nuestra

visión