Accesos rápidos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

A medida que transitamos la vida, vamos encontrando en nuestro padre diferentes facetas.

 

Cuando era pequeña, él me tomaba de la mano y cruzábamos juntos la calle. Me enseñaba el nombre de las plantas y cuanto disfrutaba que me explique sobre los modelos de automóviles y marcas.

 

Luego se transformó en una persona insistidora que no daba tregua y me ayudaba a terminar cada tarea que comenzaba a realizar, hasta lograr que hacer las cosas bien sea un hábito en mi vida.

 

Más adelante se ocupó de que aprenda a conducirme en la sociedad con solidaridad y a ser una ciudadana comprometida, Amando a mi familia y a Dios.

 

Hoy me toca devolver su amor y cuidado para que su salud sea restaurada, y me enseña a ser mejor hija.

 

Un papá es un compañero que nos enseña a descubrir nuestro talento y trabaja incansablemente para que lleguemos a cumplir nuestros sueños.

 

Gracias Pa!

 

Dedicado a mi querido papi, Pedrito Jacobchuk.

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Lo social hecho cuerpo, cada espacio que habitamos y lo que nos rodea contribuye a lo hoy somos. La familia, el barrio, la escuela… .-Tu responsabilidad, Dios, tu sentido de familia hablan también de tu padre.
    Placer leerte Emilce, siempre es muy grato rememorar tu tiempo de estudiante del profesorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *