Bien sabemos que cada Ensamble Musical que se constituye, va tomando forma  en el devenir de los ensayos,  la convivencia del grupo, y con el paso del tiempo, el equipo se va configurando  de manera particular.

Quien gesta el proyecto, por lo general plantea un objetivo claro. La trayectoria de este mentor,  además de la complejidad de los  objetivos, la claridad de la propuesta de trabajo, la pauta publicitaria empleada, los beneficios a obtener en corto-mediano y largo plazo, etc., es lo que convence o no a las personas convocadas.

A medida que la Orquesta se pone en marcha, los músicos integrantes comienzan a expresar sus habilidades y aportes personales como:

 

  • gustos musicales
  • compromiso con el equipo
  • los saberes que tienen incorporados
  • habilidades de luthería
  • capacidad de generar arreglos
  • transcribir y transportar partituras
  • su concepto de trabajo en equipo, etc.

 

Estos son expresados en  conversatorios formativos, charlas informales, etc. Por esto es importante generar espacios de fluida comunicación y capacitaciones, que sirvan como  disparadores para despertar o reanimar las capacidades existentes.

 

Así como cuando cocinas le das sabor a la comida, de la misma manera cada uno aporta su “condimento”, haciendo que esa orquesta o ensamble, sea único y especial.

La Identidad es un proceso experiencial, que se capta vívidamente como música. La música parece ser una clave de identidad, porque ofrece una percepción del yo, como de los otros y lo subjetivo en lo colectivo.

 

Lectura Recomendada  Sensibilidad Estética,¿Quién dijo que el patito era feo?

La identidad que se forja es la marca registrada del ensamble u orquesta, y tú eres fundamental para tu grupo!

Recuerda que tus aciertos son maravillosos, pero tus desaciertos aún mejores, ya que son un desafío para el director, jefe de fila, o para todos.

Nunca sientas que das poco, ya que ofreces lo que hoy tienes, y a medida que vas dando… no queda otra que crecer, aprender y mejorar.

 

La Identidad no es lo que somos… es lo que deseamos ser, y la música nos permite vivenciar ese  ideal que deseamos encontrar, a partir de la construcción social a la que soñamos pertenecer.

 

Prof. Emilce Jacobchuk