Cantidad de visitas

 

Accesos rápidos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Fundamentación

Sin música el lenguaje no se desarrollaría

“El cerebro humano, sobre todo en edades tempranas, no trata la música y el lenguaje como dominios separados, sino que trata al lenguaje como un caso especial de música” en realidad, lo que importa, no es tanto cómo la formación musical beneficia el desarrollo del lenguaje, sino que lo que queremos argumentar es que música y lenguaje se desarrollan de forma paralela en edades tempranas. Los bebés procesan la información auditiva de forma similar, sea música o lenguaje. Este desarrollo en paralelo tiene importantes consecuencias para el desarrollo, pues algunos autores consideran que sin la habilitad para escuchar musicalmente sería imposible aprender a hablar.

 

Sabemos que la música está presente en nuestras vidas desde el vientre materno, y a medida que crecemos nos vamos compenetrando con la música que se escucha en nuestro entorno.

Nos familiarizamos con los ritmos y estructuras melódicas con las canciones infantiles, esas que nunca se borran de nuestra mente a pesar que el tiempo vaya pasando.

En este curso vamos a tomar las melodías conocidas por los niños o las familias, para extraer un ritmo característico que las represente.

Esta estructura rítmica la podrá encontrar en muchísimas otras músicas, y podrá leer fácilmente una partitura.

Los contenidos musicales abordados en la etapa 1 de pre- lectura musical son:

Clase 1: sonidos agradables y desagradables- ruido.

Clase 2: sonidos largos y cortos – esquemas de sonidos largos y cortos combinados.

Clase 3 sonido fuerte y suave- Figuras: negra-corchea-blanca- melodía: “El gallo Pinto”.

Estas ciencias de la cognición demuestran cómo la música produce cambios físicos en el cerebro (se aumenta la sustancia gris y algunas zonas específicas aumentan de tamaño) y cómo esta consigue producir activación cerebral global (más que activar zonas específicas). Las neurociencias también aportan datos empíricos sobre el concepto de plasticidad cerebral (ya no se considera que la plasticidad sea posible solo en la infancia, sino que lo es a lo largo de toda la vida, especialmente a través de actividades musicales). También muestran la capacidad de la música para conectar muchas áreas y la predisposición para la música a nivel cerebral, pues los seres humanos tenemos una capacidad innata para el procesamiento musical.

  • Mejora del lenguaje

Con respecto al desarrollo del lenguaje, Hallam aporta estudios relacionados con cómo la participación en actividades musicales mejora la percepción auditiva, el procesamiento de patrones de altura en la comprensión del lenguaje, el reconocimiento de alturas concretas, la facilitación de aprendizaje de una segunda lengua, la interpretación de patrones rítmicos relacionados con el habla emocional, la detección de rasgos tímbricos necesarios para la comprensión del lenguaje, la mejora de la calidad de procesamiento sensorial, la conciencia fonética, la discriminación auditiva, así como la percepción del contorno melódico del habla (Hallam, 2010, pp. 6-8). Las personas que han recibido un entrenamiento musical tienen mejor capacidad para discriminar fonemas en otras lenguas, hacer juicios sobre estructuras gramaticales y pronunciar los fonemas de forma más correcta (Hallam, 2015, p. 32).

  • Mejora de la lectura

Con respecto a la mejora de la lectura, Hallam (2010, pp. 8-10) muestra estudios en los que el rendimiento lector de los niños mejora cuando estos reciben formación musical, perfeccionando su capacidad lectora general, el aumento de vocabulario y secuenciación verbal y mejoran la realización rítmica además de la memoria verbal. Justifica los beneficios por el aumento de la conciencia fonética y el entrenamiento rítmico, pues se ha visto que existe una relación entre estos elementos y la maduración lectora (Hallam, 2015, p. 45).

  • Mejora del pensamiento matemático y la inteligencia en general

Con respecto al procesamiento matemático, Hallam (2010, pp. 10-11) recoge algunos estudios que aportan argumentos en relación con las mejoras en el razonamiento matemático de los niños que reciben formación musical. Se observa que los instrumentos rítmicos favorecen en mayor medida esta conciencia matemática, pues con figuraciones rítmicas complejas los intérpretes han de hacer cálculos matemáticos complejos en tiempo real. Hay estudios que muestran que el entrenamiento musical favorece el desarrollo de la inteligencia, sobre todo en relación con la capacidad de procesamiento viso-espacial (Hallam, 2010). Con respecto a la inteligencia es importante considerar que, si la música favorece la capacidad lectora, de pensamiento matemático y del lenguaje, la inteligencia en realidad engloba estos aspectos por lo cual no es extraño encontrar evidencias del mejor rendimiento intelectual.

FUENTE:

Revista Electrónica Complutense de Investigación en Educación Musical ISSN-e: 1698-7454
http://dx.doi.org/10.5209/RECIEM.54814
ARTÍCULOS
Rev. electrón. complut. inves. educ. music. 14, 2017:109-127 109
La defensa de la educación musical desde las neurociencias1
Alicia Peñalba2

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°1

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°2

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°3

DESCARGA MATERIAL DE TRABAJO

Pre- Lectura Musical – Segunda Secuencia

El objetivo que nos proponemos en esta segunda secuencia de estimulación de pre lectura musical, es que el niño encuentre el ritmo musical en la palabra; aunque aún no haya adquirido el lenguaje, o no lo haya adquirido completamente.

Una forma o metodología pedagógica será a través de detectar los rasgos fuertes y suaves del sonido.

Por medio de la repetición de secuencias, ejercitará y estimulará su memoria auditiva; inclusive agudizándola. Ampliando también el repertorio rítmico y musical, el vocabulario y la tesitura.

Utilizaremos distintos instrumentos para reproducir distintos timbres, discriminando cual es suave y fuerte, entrenando así el oído musical.
A través del uso de secuencias el niño podrá manejar y manipular la representación gráfica del sonido de instrumentos.

Apelamos al uso de las mismas; patrones y secuencias, ya que sumado al contenido significativo y emotivo estimulamos y promovemos a que se produzca el aprendizaje a largo plazo en el niño.

Finalmente, a través de la codificación y decodificación del sonido el niño podrá traducirlo luego en el lenguaje y grafía propio de la música.

Canciones que se utilizarán en esta secuencia: “Arriba Juan” y “Pican, pican las gotitas”.

 

Esperamos que puedan compartir con nosotros los videos realizados en casa.

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°4

Material de Trabajo

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°5

Material de Trabajo

CURSO DE PRE-LECTURA MUSICAL 2020. CLASE N°6

Material de Trabajo