¿Cómo Ser Más Eficaz En Mi Trabajo? | Precio o Valor

Cantidad de visitas

 

Accesos rápidos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Cuando realizas un emprendimiento comercial, lo primero que sacas son los costos para poner precio al producto, eso es una obviedad.

Hay un abismo de diferencia, cuando tu emprendimiento  está enfocado hacia la colaboración con la niñez de una comunidad que no tiene posibilidades económicas de acceder a un servicio educativo de éstas características. En ese punto la cosa cambia, porque ese proyecto ya es invaluable – es inalcanzable si tu no les ayudas.

Hay  trabajos que  no tienen precio porque invertir  la vida en los niños es inestimable. Los niños construyen sueños y a pesar de que los vemos pequeños, se perciben con un futuro próspero. Ellos tienen la energía y el vigor que alimenta la esperanza de una familia. Por ellos, los padres nos esforzamos, ya que muchas veces tenemos lo necesario pero a ellos  queremos darles lo mejor.

Pensaste que esos sueños y la posibilidad de concretarlos, te involucran a través del proyecto que diseñas.

 

Tal vez, muchos niños que conforman tu orquesta  no  puedan acceder a esta educación si no fuera de este modo, de manera que nuestra labor ya es irreemplazable y no podemos dejarlos a la deriva.

Si bien, todos necesitamos un salario digno para vivir,  es probable que éste trabajo en particular demore en dártelo. A pesar de todo te invito a no dejar este trabajo que redunda en gran beneficio para toda la comunidad que te rodea y espera de ti.

Cuando le preguntaron a Lady Dy si ella iba a llegar a  ser Reina de Inglaterra, ella contestó: Voy a ser la Reina de sus corazones…y así fue, su fortuna es el honor y reconocimiento de miles que la coronan y recuerdan con todo su amor.

 

Gracias por quedarte! te espero en los comentarios,

 

Prof. Emilce Jacobchuk

 

10 respuestas

  1. Hermoso! No hay mejor recompensa que acostar la cabeza en la almohada y recordar todas laa sonrisas que robaste en esos rostros pequeños!

  2. Querida Emilce un gusto leer tus publicaciones. Gracias por enviarme las. En realidad muchas veces se nos agotan las fuerzas porque es luchar todo el tiempo por lo mismo y nadie quiere hacerse cargo. Sueño con que este proyecto de orquestas tenga un sustento razonable gente nos apoye es muy desgastante. Pero cuando veo a mis niños a mis jóvenes tocando y avanzando denuevo mi espíritu y me encomendó a Dios!!! Un abrazo

  3. Hermoso textos. Es verdad que se busca un salario por el trabajo realizado…pero que se cobra cuando los que te enseñan son los peques? Te llenan el corazón los chiquitos. Gracias Emi por compartir por este medio. Éxitos y adelante!

  4. Nose como llegue a esta pagina.justamentr estoy en un momento de crisis,mas de incognita digamos.empredi junto a un colega una academia de mysica que funciona hace 2 años.ya termina el contrato de alquiler.dos años dificiles porque en cuanto a lo monetario no me deja ganancia.lo que cobrsmos es para cubrir gastos.me lleva mucha energia y ha pasado por mi mente la idea de abandonar esta lucha.
    Despues de leer el articulo y saber que no estoy sola.sino que hay otros colegas que estan haciendo lo mismo me da fuerzas para seguir.estamos cerca de terminar el año y mis niños preguntan donde estare el año que viene.en estos dias sus comentarios son sobre lo que quieren hacer el proximo año.
    Gracias!
    Nose como llegue hasta aqui.sigamos en esta lucha de sueños ,valores,priyectos,acompañados de musica!!
    Ella sera quien nos ayudara a fprmar los futuros hombres y mujeres.mas sensibles,mas justos,mas solidarios!
    Animos colegas!
    Tenemos mucho por hacer juntos!

    1. Querida colega, nunca debemos bajar los brazos, los proyectos tienen altibajos. Yo en lo personal a los dos años iba a abandonar por muchos problemas que se plantearon, pero una alumna me dijo que debía seguir adelante y que la visión era mía, nadie lo haría por mí, al menos en ese momento.
      El semillero se ha hecho grande y la lucha es diaria, pero claudicar, no es un punto que esté en discusión. No se abandona, no se deja, la única opción es permanecer.
      Posiblemente, debas reformular la dinámica del proyecto para que sea sustentable en el tiempo y acorde a tus energías.
      Si es posible publicaremos como artículo éste valioso comentario.
      Fuerzas y adelante!!!!
      Emilce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *