30

NOVIEMBRE, 2017

Puede que asocies la palabra prosperidad, con la idea de progreso económico.

Desarrollo, mejora, crecimiento, engrandecimiento, etc., son términos que están directamente vinculados, con este concepto.

Hay quienes relacionan prosperidad, con orgullo y avaricia (afán de tener riquezas desmedidas, sin ánimo de compartir), por eso muchas veces, se pasa por el costado a este término y no se quiere pensar en él.

San Juan, desea a sus amados, que sean prosperados, de la manera que prospera su alma.

 

A partir de éste principio, podemos observar que la prosperidad, es una fuerza interior que nace de lo profundo de nuestro ser y se expresa a través de acciones. Ellas evidencian que esa energía, nos hace realizar las cosas de un modo diferente, por lo tanto salen mejor, mucho mejor.

 

¿Quieres ser próspero?

 

  • Reúnete con personas que te trasmitan energía positiva.
  • Traza metas a corto y largo plazo.
  • Delinea objetivos claros para realizar tus metas.
  • Realiza semanalmente actividades que te generen alegría.
  • Si te caes, no demores en re – comenzar.
  • No sientas lástima de ti mismo, valórate, tú puedes.
  • Rodéate de personas que entiendan tus objetivos y te ayuden a alcanzarlos.
  • Si te equivocas, pide perdón y continúa tu plan.

 

Si el  éxito, no es espontáneo,  no quiere decir que no estés prosperando. Yo disfruto mucho de cocinar.

Lectura Recomendada  El Bienestar De Los Niños, un desafío que nos involucra a todos.

Sabes, la masa que lleva levadura, se infla en pocos minutos, pero si les das un puñetazo, se cae y debe volver a levantarse, en tanto que la masa que lleva polvo de hornear, leva los ingredientes, cuando se expone al calor de la cocción. Sabemos que el fuego se asocia con las dificultades.

 

Las dificultades, son el campo de entrenamiento de la vida, es el gimnasio que nos hace fuertes y no es noticia, que siempre estarán presentes.

 

Lo importante es que en el momento de la dificultad, puedas crecer. Aun cuando las condiciones sean adversas, es importante seguir teniendo metas muy claras y sostenerlas en el tiempo, a través de acciones concretas.

 

Gracias por quedarte hasta el final,

Prof. Emilce Jacobchuk