20

NOVIEMBRE, 2017

Cuando comienzas el proyecto, tienes muchas tareas diarias para realizar.

¿Cuál de ellas es más importante? TODAS.

 

La adquisición de instrumentos, buscar a los niños, convencer a los padres que el proyecto es potable, realizar inscripciones y autorizaciones para que asistan al núcleo, buscar profesores, encontrar material adecuado o escribirlo (como fue en mi caso al comienzo), tomar asistencia a  los alumnos, buscar los insumos para los instrumentos, comprar atriles o mandar a fabricarlos, si necesitan merienda… conseguirla, contar con un fondo para imprimir partituras, y cuántos etc. más!

 

Parece interminable la lista y aún siguen apareciendo problemas por resolver, hasta que un día eso se va acomodando, y aparece un nuevo desafío: Organizar todo ese recurso que se va logrando.

 

Hasta la fecha, no he encontrado un material concreto, que me indique la forma de organizar la Orquesta Escuela, y puede que si  lo hallo, no me resulte adecuado, debido a que cada institución tiene una lógica diferente.

 

No obstante, voy a compartir lo que diseñamos recientemente, en conjunto con  el Departamento de Recursos Humanos.

Si partimos de la base que una organización: es una estructura administrativa que se crea para lograr un fin, debemos tener “una manera de medir el tamaño o la extensión”, que tendrá  la Institución, la forma en que se realizarán coherentemente las tareas, e implementarán las estrategias.

Lectura Recomendada  Objetivos y Metas En Una Organización Educativa y /o Musical

 

Para eso usamos 4 dimensiones:

 

  • Administrativa
  • Pedagógica
  • Artística
  • Comunicativa y de Promoción.

 

La administración, requiere de herramientas específicas como planillas,  diseñadas para objetivos específicos, además de la  planificación de inversiones y destino de dinero para gastos económicos.

 

La estructura pedagógica, nos da un lineamiento para planificar los contenidos a enseñar, escoger adecuadamente el repertorio musical  y marcar un destino académico para nuestros alumnos.

 

Al hablar de dimensión artística, hago referencia a la esquematización de un calendario de presentaciones, que sea pautado con las actividades socioculturales de la comunidad, con el fin de insertar el proyecto de manera productiva, en el quehacer artístico regional.

 

La comunicación, implica mantener informados a los padres o representantes de los niños,  sobre el desarrollo de las actividades y  a los profesores;  mientras que la promoción,  apunta a que la comunidad no pierda de vista el proyecto, y esté vigente a través de los medios de comunicación en la sociedad.

 

Esta es una de las formas que puedes utilizar, para no perderte en la inmensidad de las tareas que realizas.

 

Recuerda: Tu proyecto, Sí vale la pena!!!

 

Prof. Emilce Jacobchuk