19

JUNIO, 2017

Un día, un niño pequeño le dijo a su mamá: “ahorré este dinero, llévame a comprar mi violín”.

En una pequeña juguetería, encontró un violín de juguete y con él, creció un sueño.

Su mamá al ver el entusiasmo y vocación indeclinable, comenzó a formar un grupito de niños para que toquen junto a su pequeño,

sabiendo que en los días difícilesla amistad sería el sostén del sueño”.

Como no había nada, lo crearon todo. Esa simiente  fue tan potente, que generó muchos otros proyectos en lugares cercanos y distantes.

La orquesta voló, remontó sus alas reuniéndose con voluntades semejantes, y esa mamá no solo enfocó a su hijo sino que sus amigos inquebrantables, hermanados por la música hoy también lo acompañan.

Lectura Recomendada  ¡Espera con Esperanza! La Vida Es Tu Sueño.

Hoy realizan su primer viaje a la Academia Nacional para seguir estudiando más allá de las capacidades de su núcleo, con el objetivo de enriquecer a sus amigos que se quedan.

Por esto te digo…

Te amo hijo, emprende tu vuelo y no regreses hasta que hayas cumplido tu sueño. Aquí te estaremos esperando con nuestros brazos abiertos.

Mamá Emilce.

 

Dedicado a todos los padres, madres y líderes, que inventan y crean lo que no existe a fin de  que sus hijos y seguidores cumplan sus sueños.