12

FEBRERO, 2018

Cantar,  es integrarse a  una estructura que combina motivos melódicos, ritmos y palabras que forman versos.

Esa conjunción, da como resultado una magnífica composición que es capaz de emocionar a las personas que la oyen, permitiendo disfrutar de un momento único,  irrepetible y  efímero, como el aire que se emite a través de él.

Hay tantas canciones, como emociones. Unas expresan alegrías, otras tristezas, hay salmos preciosos que evocan la grandeza de Dios, relatos de historias pasadas, hasta los deseos más profundos quedan plasmados allí… a la espera de que se cumplan.

 

El canto tiene un especial vínculo con la autoestima. El timo, es una glándula que se encuentra a la altura del esternón, produce una conexión  entre el  corazón y la  amígdala cerebral. Es parte de nuestra cadena linfática y segrega endorfinas que nos dan la sensación de bienestar.

 

Cantar tiene múltiples beneficios

 

  • Ayuda a mejorar la respiración.
  • Optimiza el uso de nuestros pulmones y oxigena el cuerpo.
  • Ayuda a mejorar la postura corporal.
  • Activa la memoria emocional.
  • Reduce el estrés.

 

Se puede cantar para pintar un paisaje, es decir, describirlo de muchas maneras y contar las anécdotas que describen los rasgos identitarios de una comunidad.

El cultivo de la vid es uno de los principales pilares de la economía de la provincia de Mendoza-Argentina.

Lectura Recomendada  Gestiona el futuro-Trabaja con adolescentes.

Los pobladores de esta tierra tienen una festividad muy querida, en la que los artistas destacan el trabajo y  el esfuerzo de los labradores, que en conjunto con los cosechadores llevan a cabo la vendimia, cosecha de uvas para realizar el vino.

Mientras transcurre el verano argentino, en Mendoza es una enorme alegría Cantar para pintar un paisaje vendimial, que llena de esperanza  los corazones de un pueblo dispuesto a seguir trabajando.

Dedicado  a todos los artistas y hacedores culturales,  que embellecen nuestra tierra.

 

Afectuosamente, Prof. Emilce Jacobchuk